Mostrando entradas con la etiqueta marissa meyer. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta marissa meyer. Mostrar todas las entradas

viernes, 7 de abril de 2017

Winter by Marissa Meyer

Hello my beautiful people! Como ven, hoy vengo con la última reseña de las Crónicas Lunares que va a haber hasta mayo que empiece la #LCStarsAbove. Estoy que se me pianta un lagrimón. Nunca me he sentido tan realizada como con esta saga, la verdad. Me había propuesto leerla toda para poder unirme a la #LCWinter, pero eso fue cuando se suponía que se leería Winter a finales de abril. Entonces, cuando yo recién iba por la mitad de Scarlet, me comunicaron que estaban adelantando la lectura e iban a empezarla mucho antes y yo dije “ya está, no llego, al menos lo intenté”.

 Y ahí fue cuando me intentaron convencer de apurarme con ese cuento de que “leemos solamente 40 hojas por día, acelerá la cosa y llegás”. Ay por favor, me tragué Scarlet  y Cress en cuestión de días y me uní a la #LCWinter cuando recién iban por la página 300 creo (el libro tiene 850 páginas). Y así como así me encontré con que me había leído tremendos ladrillos en muy poco tiempo y todos dentro del mes de marzo. Estoy shockeada.

Así que esa es la razón por la que ahora me agarró el bajón. Me terminé una saga espectacular en muy poco tiempo Y AHORA NO SÉ QUÉ HACER CON MI VIDA. No sé qué leer, no sé ni mi nombre!!!!! Jajaja pero bueno. Aún así, me queda algo para esperar (aka. #LCStarsAbove hurry up!) por lo que tengo que darle para adelante y tratar de enfocarme en otras lecturas. ¿Alguna vez les pasó algo como esto que les conté?

Anyway, me dejo de ir por las ramas y vamos con la reseña de este librazoooo:

Sinopsis: Había una vez... una joven princesa que era tan hermosa como la luz del día. Que era aún más hermosa que la propia Reina.
Cinder y sus compañeros lograron suspender la boda real. El nuevo plan es lograr lo imposible: la rebelión en Luna, pero un solo paso en falso puede acabar con la vida y los sueños de todos.
Lo que Cinder aún no sabe es que en Luna encontrará una aliada decisiva, una joven que con su belleza y su bondad puede ser la clave para destronar a la reina Levana.
¿Será Winter, la muchacha frágil e ingenua, la que les muestre a los lunares que existe una vida más allá de la manipulación y del terror?
En el último tomo de Crónicas Lunares, Marissa Meyer cierra maravillosamente una historia que te mantuvo en vilo, te enamoró de sus protagonistas y te hizo desear el tan esperado "y vivieron felices por siempre".

Como yo creo que ya han entendido gracias a mis reseñas previas, todos los personajes de los libros anteriores vuelven a compartir protagonismo en este libro en el que se introduce a los últimos dos protagonistas: Winter y Jacin, a quien ya vimos en Cress.

Queda claro entonces que este libro se titula Winter por la princesa Winter, hijastra de Levana, que es una chica muy hermosa que es enormemente querida por el pueblo de Luna. Sin embargo, tiene que soportar día tras día las burlas de los cortesanos por su enfermedad lunar, enfermedad provocada por su negativa a usar su don. La enfermedad lunar le provoca visiones y delirios, y aunque Levana y los suyos la consideran débil y patética, en realidad es una princesa con una fortaleza de hierro, pues todo sería mucho más fácil si simplemente usara su don y comenzara a manipular.

“Mi reina, todo el mundo piensa que la princesa es hermosa, pero ella no es rival para Su Majestad. Usted es la perfección.”

Mientras Winter está bajo el control de Levana, Cinder y los demás están buscando una manera de entrar en Luna y empezar una revolución. Necesitarán aliados para luchar contra el ejército de Levana, los taumaturgos y las manadas de lobos., para finalmente terminar con la tiranía de la reina.

La verdad es que Winter era un personaje que tenía muchas ganas de conocer. Esa cosa de estar medio loca medio cuerda me llamaba mucho la atención y no podía esperar para poder meterme en esa cabecita de ella. Sin embargo, aunque nunca lo logré del todo, no estoy del todo disconforme. La verdad es muy simple: tenemos muchos protagonistas contando la historia y participando en ella al mismo tiempo, por ende tiene lógica que nunca hubiéramos podido enfocarnos sólo en Winter. En lo poco que vimos de ella comprendí muchas de sus actitudes y no me decepcionaron. Ahora, la historia de amor con Jacin, guardia real y su mejor amigo, no me terminó de cerrar del todo.


Y ya que hablamos de Jacin, hablemos del hecho de que como pareja de Winter me cayó bien, pero como personaje individual, tenía ganas de eliminarlo de la historia totalmente. Me pareció el personaje más egoísta del mundo, que no le importaba si Cinder y la revolución triunfaban o no mientras que su querida princesita esté a salvo. Era capaz de traicionarlos a todos en dos segundos con tal de asegurarse que nada le pasara a Winter y, todo bien, pero era obvio que la única forma de que la princesa esté a salvo por siempre era si Cinder se hacía con el trono de Luna. Por ende querido, enfócate un poquito más en lo que importa y no seas un pollerudo.

Ya habiendo dicho lo poco que me gustó Jacin, hablemos de lo encantada que estuve con todos los personajes en este libro. Finalmente tenemos unas cuantas escenas esperadas entre las parejitas predilectas que van a dejar a todos los lectores suspirando. Pero no hay que acostumbrarse, que en este libro todo es acción constante y si en un momento te tienen suspirando, al siguiente estás llorando.

“-Vas a arreglarme de nuevo, ¿verdad?

-Claro que sí –respondió Cinder abrazándola-. Roto no es lo mismo que irreparable.”

En Winter tenemos prácticamente ya una guerra encima, así como muchos acontecimientos que necesitan un desenlace urgente. Asimismo, tenemos en escena a una decena de personajes y, algo que amo de estos libros, es la habilidad que tiene Meyer para irnos llevando por las historias de cada uno de estos personajes sin perder el hilo argumental. Me parece una manera increíble de narrar, que ya me había sorprendido gratamente en Scarlet pero pensé que quizás iba a resultar un poco complicada de mantener cuando se fueran sumando más personajes y la verdad es que no sucedió (con la excepción que ya dije sobre Winter).

Retomando la trama, es un libro cargado de acción. Temporalmente, todo ocurre en un lapso muy corto de tiempo, pero Marissa Meyer se toma su tiempo para describir los hechos desde la perspectiva de diversos personajes. Así, construye la tensión de una forma magistral hasta el momento cúlmine, al que para mí le faltó violencia (sí, violencia, leyeron bien jajjaa). Pero, así y todo, en ningún momento te deja respirar porque cuando creés que algo se solucionó, rápidamente surgen mil problemas más que te dejan en un estado de “cómo van a hacer para salir de éstaaa!”. No es un libro apto para personas con problemas cardíacos.



En resumen, fue un libro que disfruté enormemente y que me tuvo mordiéndome las uñas hasta el final mismo. Excelente para ser la conclusión de una saga. No puedo más que aplaudir a Marissa Meyer por la increíble historia que fue entretejiendo libro a libro que culminó con Winter y me dejó muy satisfecha. Recomiendo esta saga enormemente.


5 estrellitas! 

viernes, 31 de marzo de 2017

Cress by Marissa Meyer

Alo alo alooooo! ¿Cómo anda, queridos amigos de la blogósfera? Yo estoy re bloqueada porque en lo único que pienso es en las Crónicas Lunares y bla bla bla así que no he podido leer NADA MÁS que Winter, lo cual es divertido porque en la lectura conjunta se arregló leer sólo 40 págs. Por día para que podamos además ir leyendo otra cosa. Misión fallida.

Bueno, obviamente, la nueva reseña iba a ser otro de los libros de la saga. Esta vez, vengo con Cress que fue una lectura totalmente placentera. Vamos a hablar de esto…

Sinopsis: Había una vez… una joven de cabello largo y dorado que fue encerrada en una torre sin puertas ni escaleras. 
Cinder, Thorne, Scarlet y Wolf son los fugitivos más buscados. Juntos, planean destronar a la reina Levana y destruir su armada. Todas sus esperanzas están puestas en Cress, una joven hacker que se encuentra atrapada en un satélite. Durante toda su vida, estuvo rodeada de pantallas, observando, espiando. Lo único con lo que siempre soñó fue con ser libre. Y finalmente logra escapar…pero el precio que deberá pagar es más alto de lo que ella imagina. Mientras tanto, Levana está empecinada en que nada ni nadie le arruine su boda con el emperador Kai… ¿Qué será capaz de hacer con tal de cumplir su objetivo? 





La verdad es que Cress, para mí, no hizo más que afianzar el cariño que ya le tengo a esta saga, que aunque me llamó la atención con Cinder y reafirmó mi buena opinión con Scarler, terminó enamorándome con esta tercera entrega en la que la “protagonista” es mi princesa favorita desde la infancia: Rapunzel.

Como ya hemos visto en los dos libros anteriores, la historia cuenta con un narrador omnipresente que te va mostrando capítulo a capítulo las aventuras y desventuras de cada uno de los personajes, aunque el personaje más recurrente es el “protagonista” del libro. En este caso, conocemos a Cress.

Cress comienza exactamente donde terminó el libro pasado, con Cinder, Thorne, Wolf y Scarlet huyendo de….bueno…todos! a bordo de la Rampion, buscando una solución a la pronta boda de Kai con Levana e intentando armar un plan para evitar la inminente invasión lunar a la tierra. Mientras tanto, en un satélite que orbita alrededor de la Tierra se encuentra Cress, una lunar a la que han encerrado en ese lugar para que se dedique a hackear a las autoridades terrestres, pasarle información a la Reina Levana y cualquier otra cosa que sea necesaria para que los lunares tengan siempre la ventaja. Sin embargo, luego del ataque de los soldados lunares a la Tierra y de ver la masacre producida, Cress está más convencida que nunca de que debe ayudar a Cinder y al Emperador Kai a derrotar a Levana y sus secuaces.

Cress se pone en contacto con Cinder para arreglar un encuentro y que la ayuden a huir pero cuando ya estaba casi todo listo, aparece un personaje que detesto con todo mi corazón y no sólo desbarata los planes, sino que produce que Cress y Thorne caigan en picada a la Tierra, aterrizando en el medio del Sahara para valerse por sí mismos. Aquí es donde Cress aprenderá que la vida es veinte veces más complicada que como se ve en las pantallas. ¿Lograrán reunirse con Cinder y el resto?¿Y qué está haciendo Cinder mientras tanto, además de reponerse de las pérdidas de sus amigos?¿Hay forma de evitar que Levana se haga con el control de todo?

“Los héroes adoran a las damiselas en apuros, y ella ciertamente estaba en apuros.”

La verdad es que resumir esta saga sin spoilear nada es una tarea verdaderamente difícil, sobretodo porque estoy fangirleando de una manera impresionante mientras escribo esta reseña. No les puedo explicar lo que disfruté con Cress, quien es completamente distinta a las anteriores protagonistas y que, como sucedió con Scarlet, sus diferencias la han hecho un elemento perfecto e importante en el intrincado tejido que es este grupete de rebeldes.

Nos habíamos acostumbrado a personajes femeninos fuertes e independientes, como lo son Cinder y Scarlet, mujeres que no temen ensuciarse las manos y tomar cartas en el asunto. Bueno, digamos que Cress está en una categoría completamente distinta, completamente opuesta a Cinder y Scarlet. Debido a que jamás tuvo contacto con otras personas, ella es alguien muy inocente, crédula y, se podría decir, débil. Llora, sufre, se acongoja y babea sin parar por el chico guapo (características que más odio en las protagonistas). Pero, (y aquí se diferencia de cualquier otra personaje femenina que cumpla con eso) Cress es muy brillante, su inteligencia sobrepasa a los demás y a la hora de la acción es un punto indispensable para el éxito. Además, el contexto en el que se desarrolló su personaje la hace cien por ciento creíble y es muy sencillo ponerse en su lugar y entender qué la impulsa a actuar y por qué es así. Es por esta razón que aunque en otra protagonista su personalidad me habría parecido horrorosa, en Cress me resultó muy muy adorable y encantadora. Me conecté profundamente con ella y aunque Scarlet sigue siendo mi favorita, Cress no se ha quedado atrás.

“No hay nada peor que tu propio cuerpo siendo utilizado en contra de tu voluntad.”

La verdad es que Marissa Meyer logra una armonía perfecta entre narrativa, descripción y dialogo que hace que las casi 600 páginas de este libro se te pasen volando. Los secretos y medias verdades están comenzando a quedar en el olvido, la autora comienza a llevar su historia por un lado mucho más oscuro y peligroso, los juegos se acaban y la rebelión está a punto de comenzar. El libro tiene sus buenas dosis de acción y aventura, con los protagonistas metiéndose en cada enredo que los llevará a tener que enfrentarse cuerpo a cuerpo contra los temibles soldados lunares. Sin embargo, también tiene sus momentos de estrategia y discusión, y en ningún momento la historia decae o se hace aburrida, ya que los chispeantes comentarios de diversos personajes (Iko y Thorne en especial), hacen que el ambiente se aligere y podamos reír por un rato.

El libro, en definitiva, te va a producir un ataque cardiaco una vez por hoja, lo que te hace preguntarte si todos tus personajes favoritos saldrán en una pieza cuando todo acabe. Crucemos los dedos por que así sea porque Winter me tiene igual o peor incluso!

El ship en este libro es PERFECTO! Cuando se enteren quién es el galán en esta entrega se van a reír y se van a dar cuenta que era imposible que este libro no fuera tan asombroso como es porque con dos protagonistas como éstos, era un éxito asegurado.

De los demás personajes, mi pareja favorita por excelencia sigue siendo Scarlet y Wolf, y es que estos dos la verdad es que me hacen suspirar todo el tiempo, y aunque en este libro ambos están un poco sumidos en la desgracia y tristeza, espero que en el siguiente libro tengan el final feliz que se merecen.  Cinder y Kai han evolucionado de una manera increíble desde el primer libro y si en Scarlet por fin me comenzaron a agradar, en este libro se consolidaron en su status de personajes que me encantan. Me encanta en qué dirección se dirige su relación y su crecimiento es a pasos agigantados.

En definitiva, en Cress se han combinado un retelling súper original y fresco con una acción de infarto y muchos giros argumentales excelentes. Hay romance, comedia, tragedia, todo. Es un libro que te consigue enganchar desde la primera página y, a pesar de lo extenso que es, no hay manera de soltarlo. Una vez que lo terminen no van a poder evitar correr a leer la cuarta parte!

5 estrellitas enormes!!

viernes, 24 de marzo de 2017

Scarlet by Marissa Meyer

Hola hola holaaa! ¿Cómo andan todos? Para los que se han enterado, yo estuve en una carrera contra el tiempo leyendo a zancadas limpias los tres primeros libros de las Crónicas Lunares de Marissa Meyer para poder llegar a unirme a la Lectura Conjunta de Winter y…. FINALMENTE LO LOGRÉ!!! Terminé Cress el miércoles y el jueves empecé Winter con toda la furia. Estoy re orgullosa de mí misma :)

Imagínense que las próximas reseñas son todas de Las Crónicas Lunares eh! Es todo lo que he leído y todo en lo que pienso últimamente. Son un vicio los libros, sobre todo si se los lee de un tirón como estoy haciendo yo.
Anyway, vamos con la reseña!

Sinopsis: Había una vez... una joven que no sabía que el lobo era un animal taimado, y no le tenía miedo.
Mientras en Nueva Beijing Cinder está a punto de convertirse en una de las fugitivas más buscadas, Scarlet, en Francia, está segura de que alguien secuestró a su abuela. Cuando la policía cierra repentinamente el caso, decide continuar la búsqueda sola. Pero para hacerlo necesitará la ayuda de Wolf, un peleador callejero que parece ser el único camino para llegar hasta ella.
Juntos, se sumergen en un mundo oscuro y peligroso, y allí conocerán a Cinder y se darán cuenta que sus historias tienen más conexiones de las que podrían haber imaginado. Juntos, deberá enfrentar a la reina lunar Levana, quien está dispuesta a todo con tal de que el príncipe Kai se convierta en su esposo, su rey... su prisionero.


Como ya habíamos visto en la primera entrega de esta saga, “Cinder”, tenemos un narrador omnipresente que aunque nos permite unos vistazos de Cinder y Kai, en su mayoría centra la historia en Scarlet Benoit, la protagonista de este libro. Scarlet es una chica francesa de dieciocho años que la verdad es que está pasando unas semanas terribles desde que desapareció su querida abuela y la policía no ha hecho nada. Es más, directamente tacharon a su abuela de loca y cerraron el caso. Scarlet sabe que su abuela jamás se fugaría y está tan desesperada por encontrarla que acepta la ayuda de Wolf, un luchador clandestino que parece saber más de lo que dice, quien la guía hasta las calles de esta París futurística siguiendo el rastro de su abuela. Michele Benoit, abuela de Scarlet, parecía a simple vista una sencilla granjera. Y, sin embargo, a medida que avanza la historia, Scarlet y Wolf van develando secretos de Michele que la pueden volver muy valiosa para algunos y muy peligrosa para otros. Cuando vamos conociendo estos secretos es cuando las vidas de Scarlet y Cinder comienzan a conectarse de forma irremediable.

Tengo muchas cosas que alabarle a este libro y podemos empezar hablando de la narración. La verdad es que yo sentí que finalmente Marissa le agarró la mano a la historia y consiguió un ritmo mucho mejor que el que había en Cinder. El desarrollo, la complejidad de los personajes, el recorrido hasta el clímax, todo tuvo una inmensa mejoría comparado con el primer libro, y es por eso que tiene un mayor puntaje que el que le di al primer libro de la saga. Aunque el libro es un poco más grueso que el primero, estaba tan enganchada con la historia que me quedé hasta altas horas de la noche leyendo, cosa que no me sucedió con Cinder puesto que la historia iba medio lenta para mi gusto. (Aquí es donde digo que la perseverancia es una virtud y que nunca hay que rendirse en el primer libro de una saga!).

Desde un principio, sentí que Scarlet era un personaje mucho más interesante de leer que Cinder, quien para mí en el primer libro dejó un par de cositas que desear. No sólo Scarlet me resultó más interesante, sino que como resultado directo de esto, me pareció que su incorporación a la historia enriquecía todo el relato, contribuyendo a que la historia paralela de Cinder terminara siendo mucho más excitante y entretenida de lo que fue en el primer libro. Me encantó el girl power que introdujo Scarlet, ese énfasis en hacer lo que se tenga que hacer para encontrar las respuestas que se necesitan y tomar al toro por los cuernos y resolver los problemas tú misma cuando otros se niegan a ayudarte. Scarlet no es realmente una “damisela en apuros”, ni siquiera cuando realmente está en apuros. Es un personaje muy fuerte, determinado, realista y valiente y no pude menos que admirarla a lo largo de todo el libro.

Tal y como ya dije, logré una mayor conexión con Cinder y Kai en este libro. Los capítulos en los que podíamos enterarnos de lo que estaba sucediéndoles me parecieron mucho más entretenidos de lo que pensé posibles teniendo en cuenta que estaba enganchadísima con la historia de Scarlet y Wolf. En vez de querer terminar esos capítulos rápido para volver con mis protagonistas, me encontré realmente interesada por saber lo que les estaba pasando y ver de a poco cómo todos estaban relacionados con todos. Eso sin hablar que en la vida de Cinder se suma un personaje que ya es muy querido por mí, mi querido Thorne que trajo un humor que compatibilizó a la perfección con el sarcasmo típico de Cinder.

El gran plot twist del libro es bastante fácil de predecir pero está rodeado por pequeños misterios y sorpresas que yo nunca me hubiera esperado, lo cual mantuvo la historia rica en cuanto a giros y esas vueltitas de tuerca que suceden a veces y a mí me dejan fascinada.

Con este libro comenzamos a conseguir respuestas a algunas grandes preguntas que nos surgieron en Cinder y, sin embargo, continúan naciendo otras tantas que nos producen querer seguir leyendo para ver si logramos descifrarlas. No sólo eso, sino que yo les juro que tengo la cabeza a explotar de teorías para todo. Tremendo ejercicio mental resultó esta saga!

Y qué más puedo decir, la verdad es que con cada libro la situación se va aclarando más y podemos ver qué rol juega cada uno en esta historia, mientras que empezamos a darnos cuenta de los distintos finales posibles y como siempre, apostemos a que en el verdadero Levana no exista porque en este libro la comencé a odiar de verdad. Me resulta divertido que amé odiarla y es la villana perfecta para esta historia.


4.5 estrellitas muy muy muy merecidas!!

viernes, 10 de marzo de 2017

Cinder by Marissa Meyer

Holaaaaaaa! Otro viernes de reseña, yay! Estuve con un Reading slump HORROROSO las últimas dos semanas y estaba desesperada, trepándome por las paredes. Todo es culpa de Chris Colfer (naaah, pobrecito!). Hace ya unas cuantas semanas anuncié que iba a comenzar la lectura de La Tierra de las Historias y desde entonces mi vida se complicó. Leía un capítulo y tenía que dejarlo para leer algún libro de algún bookclub y después lo retomaba y lo volvía a dejar de lado por otra lectura más urgente. Normalmente esto no es un problema para mí porque yo siempre leo de a como 3 libros a la vez, pero esta vez…no sé….no lograba meterme en la historia de lleno, y el pobre Chris Colfer seguía siendo dejado de lado.

Dos cosas han sucedido: primero, que mi hermana ha decidido, a mis espaldas, robarme el libro de Chris y ya está casi que lo termina y me exige que me ponga al día porque quiere comentarlo con alguien. Segundo: tres grandes blogueras me pidieron (OBLIGARON) que lea Cinder de Marissa Meyer (no sé si alguno sigue el twitter del blog pero toda la historia está documentada, tengo evidencias, fui forzada!). Y, mágicamente, mi Reading slump se terminó.

Dicho esto, y contentísima como estoy, vamos con la reseña de este libro!

Sinopsis: En un futuro lejano, luego de la devastadora Cuarta Guerra Mundial, humanos y androides se apiñan en las calles de Nueva Beijing, una de las seis comunidades de la Tierra. Una enfermedad mortal está arrasando la población. Y desde el espacio, la reina lunar observa cómo la peste lo va devorando todo, confiada en lograr el control del planeta. Cinder tiene 16 años y trabaja como mecánica. Su pasado es un misterio y su presente, no puede ser peor, bajo la tutela de su madrastra, que la explota y la denigra constantemente. Hasta que su camino se cruza con el del príncipe Kai, y se ve en medio de un conflicto intergaláctico y de un amor imposible. Atrapada entre la peste y un gran secreto, no sabe si escoger la libertad o la inmolación, hasta que ya no tiene opción y no puede elegir. Sin embargo, ella es especial. Ella es la única salida. Después de todo, así son los cuentos de hadas...


Dato de color: leí Cinder en un ebook que era español (o sea, la edición española de Cinder duh) y…. la ciudad en la que transcurre la historia es Nueva Pekín. Ahora me quedó la duda de si la traducción española está mal y era Nueva Beijing, o si en la historia en su idioma original es Nueva Pekín y V&R lo tradujo como Nueva Beijing.  Si alguien me brinda la respuesta, me hacen el mes, porque DETESTO vivir con esta duda :P

Cinder se desarrolla en un futuro distópico donde la tecnología es súper avanzada. Donde los robots domésticos y cyborgs (humanos con alguna parte de ellos robot) son una realidad, tan común como ahora los smartphones o las computadoras táctiles. Un mundo donde la magia se puede explicar mediante la ciencia. Donde todo lo que hayas imaginado de ciencia ficción es real. Pero es un mundo donde hay problemas muy graves, consecuencias de cuatro guerras mundiales, pestes, pobreza, etc.

Y en este contexto ocurre uno de los cuentos de hadas que es el favorito de muchos y justamente por eso son muy celosos a la hora de permitir un retelling. Pero, como todos ya sabemos, Marissa fue un boom para todos, creando un tremendo hype alrededor de sus Crónicas Lunares y todo el mundo ha quedado enamorado. Aquí entro yo, que siempre voy contra la corriente. Llevo como dos años diciendo que voy a leer este libro pero cuando algo produce mucho hype, a mí me saca las ganas, y espero meses para verlo/leerlo, hasta que el resto del mundo se haya tranquilizado (caso: Stranger Things, que lo estoy viendo recién ahora). La adoración de parte de todos tiende a crearme muchas expectativas y cuando algo no cumple mis expectativas es un garrón, y la culpa no la tiene el libro/película/etc., sino yo por esperar demasiado. Explico todo esto para que entiendan de dónde viene todo lo que voy a contarles ahora.

Cinder me ha resultado una lectura fresca, amena, con una protagonista única. Cinder es una mecánica, no una sirvienta (propiamente), una estudiante o una adolescente común, lo cual para mí le dio un toque de originalidad impresionante que, además, calzaba perfecto con el mundo futurista y tecnológico que creó. Tiene todo el sentido del mundo: si estamos en una sociedad así, es OBVIO que nuestra Cenicienta va a ser una mecánica (no estoy diciendo que antes de leer la historia todos pensemos así, sino que al comenzar la lectura y sumergirnos en este mundo, ahí es cuando decimos “claaaaro, es perfecto!”).

 La verdad es que Marissa Meyer se ha encargado de plasmar con un toque único y grandes dosis de entretenimiento una historia que podría haber fallado para muchos otros escritores. No es secreto que detesto el insta-love en proporciones épicas, por tanto, cuando sucedió en el libro, sí fruncí el ceño y la boca, pero no me duró mucho, porque por otro lado, me gustó que Cinder negara sus sentimientos, que interiormente los sintiera y los conociera, pero que fuera de ella no exvteriorizara en realidad lo que pensaba sobre el príncipe. (No es un spoiler, porque está más que dicho como retelling que es.) Por si fuera poco, la personalidad de Cinder agrada al lector, desde el inicio es fácil conectarte con ella, ponerte en su lugar, compadecerte de ella más no sentir tristeza por su situación. Su fuerza y decisión provocan un respeto que pocas protagonistas logran conseguir rápidamente. Ahora, mi problema con Cinder llegó recién ¾ dentro de la historia, casi llegando al final. Toma una serie de decisiones que, para mí, la hicieron disminuir en su calidad como heroína que era. Y lo lamenté tanto, no se lo pueden imaginar, porque me estaba gustando muchísimo. Esperemos que en los próximos libros la cosa mejore.

 Otra cosa que debo criticar es algo que, en realidad, si bien es terrible, no afecta demasiado a la novela, y es que resulta sumamente predecible. Desde el principio es bastante claro cuál es el secreto acerca de Cinder, qué sucederá y casi cómo terminará. Uno puede pensar que la novela queda arruinada, pero no es así. Aún siendo predecible, es difícil dejar de leer puesto que le tomas mucho cariño a los personajes y quieres  saber cómo saldrán adelante, sin mencionar que la peculiaridad que define a nuestra protagonista crea cierto morbo que también provoca seguir leyendo y estar al ritmo de Cinder. Llega un momento que lo predecible de la novela deja de afectar demasiado al lector. A algunos no les molestará en lo absoluto esto y podrán disfrutar la historia. Sin embargo, habrá quien no pase por alto en ningún momento lo predecible que es y le arruine la historia. Yo no fui ni uno ni otro. Lo predecible me molestó un poco al final, pero la razón por la cual le descontó puntos a la lectura para mí fue, como ya dije, algunas decisiones que tomó Cinder hacia el final. Así que, estense atentos a la hora de leer y tomen en cuenta lo que les digo.

¿De qué me falta hablar? Ah sí, del Príncipe Kai. Me gustó mucho como personaje, y aunque hubieron otros que se llevaron mi corazón (Iko, Peony!!!), me encantó su presencia en la historia. Hay muchos que se quejan de su indecisión en algunas ocasiones pero la verdad es que me pareció una persona justa, que trataba de sacar lo mejor de situaciones bastante desagradables y mantenerse con optimismo y no puedo olvidar su fabuloso sentido del humor. Apoyo este ship!

Con este libro la autora da comienzo a una saga en la que la trama de Cinder será el hilo conductor de todas las novelas, pero cada tomo tendrá una protagonista distinta: Blancanieves (Winter), Caperucita roja (Scarlet) y Rapunzel (Cress). Estoy deseando ver cómo ha adaptado estos cuentos de hadas a la sociedad futurística de Cinder.

Sinceramente, no es de lo mejor que he leído, pero para ser uno de los primeros retelling que leo y el primer libro de una saga que crea un mundo nuevo, resultó interesante y no hay dudas de que leeré los siguientes. Me gustó y lo recomiendo, siempre y cuando tengan presente lo mencionado en la reseña, especialmente lo de ser predecible.

Cinder tiene una historia emocionante, romántica y especial. La novela logra ser original gracias a unos grandiosos personajes, un contexto peculiar y único que solamente Marissa podría haber creado, una pluma muy amena y una trama que no te responde todas las preguntas que te plantea porque, bueno, todavía hay que leer los otros libros!

3.5/4 estrellas (todavía no lo he decidido jaja!)


¿Qué les pareció mi reseña? ¿Ya han leído el libro? Cuéntenme todo en los comentarios!
 

Dorothy Gale Reseñas Template by Ipietoon Cute Blog Design