Mostrando entradas con la etiqueta tom sawyer. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta tom sawyer. Mostrar todas las entradas

viernes, 20 de enero de 2017

Las Aventuras de Tom Sawyer by Mark Twain

Alo Alo! ¿Cómo andan? ¿Se están ustedes muriendo de calor como yo? Say yes, say yes! Ya no soporto más este calooooorrrrrrr, les juro que me derrito. No tengo ganas de hacer nada más que estar tirada en la cama con el ventilador puesto. Casi ni ganas de leer, imagínense.
Pero bueno, a pesar de todo pude leer la lectura de enero del book club To Read or Not To Read: Reading the classics y la verdad es que es el mejor clásico que leí hasta ahora en el book club. Vamos con la reseña:


Sinopsis: «Solo me llamo así cuando me zurran. Cuando soy bueno me llamo Tom. Llámame Tom, ¿de acuerdo?»
En Las aventuras de Tom Sawyer Mark Twain recreó una época de cercas enjalbegadas y picnics dominicales en la parroquia, cuando el trasiego de la vida desbordaba el Mississippi y la esclavitud estaba a la orden del día; eran los años del antebellum, antes de que la guerra de Secesión transformara la historia de Estados Unidos. Sin embargo, mientras Tom Sawyer forma una banda de piratas para ir en busca de un tesoro enterrado, o cuando está en casa compartiendo un brebaje con el gato de su tía Polly, lo que se proyecta no es solo el mundo rural de los estados sureños en el siglo XIX, sino la ilusión de una infancia eterna.





Las aventuras de Tom Sawyer es ese clásico que todos conocemos, aunque jamás lo hayamos leído. Tanto Tom Sawyer como Huckleberry Finn son nombres que ya son de conocimiento popular, que sabemos que son personajes de las obras de Mark Twain, aunque no hayamos tenido la suerte de leer los libros en nuestra niñez. Compré este libro muy emocionada porque empezaría el año con un clásico y, sobretodo, un clásico que hace tiempo que me llama la atención. Tuve suerte de conseguir esta edición preciosa de Penguin (la verdad es que me estoy enamorando de estas ediciones, que son económicas y muy lindas!) y al instante me puse a leer el libro. Peeeeero el calor, pintar mi biblioteca, las post-fiestas y demás hicieron que tardara mucho en leer este libro, pudiendo leer sólo unos pocos capítulos por día. Sin embargo, estoy muy contenta de haber perseverado.

¿De qué trata la historia? El personaje principal es Tom Sawyer, un solitario descarriado, carente de padre y de madre que es adoptado por su rigurosa, y a la vez afable, Tía Polly, y se encuentra continuamente involucrado en comprometidas aventuras junto a sus amigos, Joe Harper y el vagabundo hijo de un siempre ebrio Huckleberry Finn. Estos episodios solían culminar en castigos, de los cuales escapaba recurriendo a su ingenio (y a muchas mentiras). A pesar de conducirse valerosamente en algunas oportunidades, su velocidad mental y espíritu animoso siempre lo sacaban de los problemas en que lo ponían sus continuos juegos de piratas en la isla de Jackson (en donde en una oportunidad pretende hacer creer al pueblo entero que se ha ahogado), sus excursiones a la caverna con su amada, Becky Thatcher, a la cual cautivó incesablemente con peleas y acrobacias, sus encuentros con el aterrador criminal Joe el Indio (logrando de esto un sorprendente tesoro), y su terrible conducta en la escuela dominical.

Las aventuras de Tom Sawyer es considerada una novela infantil que describe las aventuras de un muchacho campesino, vivaracho y travieso que vivió una infancia infortunada pero intensa. El personaje de Huck Finn fue captado de un modelo real, y Tom Sawyer es una mezcla de los rasgos propios y especiales de tres niños que conoció en su infancia Mark Twain. Con esta obra, Twain obtuvo su mejor tributo al ser considerado mayoritariamente como uno de los más grandes novelistas de su tiempo y “Las aventuras de Tom Sawyer” se convirtió en un bestseller y un clásico americano.

Sonará romántico, y realmente lo es, pero leer este libro me trajo una tremenda nostalgia por mi niñez. Leía casi con envidia las aventuras de Tom, Joe y Huck porque ellos serán niños por siempre, atrapados en las páginas de este libro, y ya querría yo poder retroceder el tiempo de vez en cuando y pasar la tarde como mi yo de 8 años, fingiendo que me voy de picnic, jugando a las escondidas en la oscuridad, intentando atrapar luciérnagas en un frasco y siendo espías con mi hermana. Ni hablemos del período de mi niñez en que me obsesioné con Sherlock Holmes y Ágatha Christie y me dediqué a resolver crímenes inventados!! Todos estos recuerdos y más me vinieron a la cabeza mientras leía las aventuras de los personajes y se sintió tan bien poder recordar las pequeñas cosas que nos hacían tan feliz en nuestra infancia. Así que simplemente por eso Mark Twain de entrada se ganó muchos puntos.

¿Qué fue lo que más me gustó del libro? La forma de ser de los niños. Se nota claramente que Twain no olvidó la forma de ver el mundo que los más jóvenes poseen, convirtiendo a esta obra en un relato de lo más creíble y realista. Un par de veces me encontré leyéndole unos cuantos fragmentos a mi madre y riéndonos a carcajadas (sobre todo en aquella parte en la que Tom y Joe deciden convertirse en piratas y huir de su hogar porque creían que sus familias no los valoraban. Es comiquísima la escena y me dejó un sabor muy dulce).

Las aventuras de Tom Sawyer es un libro muy inocente, visto a través de los ojos de los niños. Eso me encantó porque hay muchos elementos que podrían haber convertido a este relato en algo mucho más serio (esclavitud, pobreza, asesinato, etc) y sin embargo están contados con tal simpleza e inocencia que no logran hacer mella en la magia de la historia. Mark Twain intentó retratar desde un punto de vista alborozado y lleno de humor una formal y acusadora pintura de la situación del país, de lo que sucedía en los años previos a la guerra de Secesión norteamericana que cambiarían para siempre a los Estados Unidos y lo logró de una forma absoluta. Muchos más puntos aún para el escritor.

Todos los personajes me encantaron, las aventuras me parecieron muy divertidas y en su totalidad, me pareció un libro hermoso y digno de ser leído. Pero ojo, también tuvo una contra: de las 230 páginas que conforman el relato, las primeras cien se me hicieron un poquitito pesaditas, porque la narración trataba de darle sentido a lo que luego veríamos reflejado en los diálogos y la forma de ser de los personajes. Aunque es muy interesante esta forma de narrar, en un par de ocasiones me encontré contando cuántas hojas faltaban para que terminara el capítulo (y eso que el libro está conformado por 35 capítulos de 3-4 hojitas cada uno). Por suerte las últimas 130 hojas se me pasaron volando porque quedé enganchadísima de la historia y no podía dejar de leer. Así que recomiendo a aquellos que estén sufriendo lo mismo que yo, que perseveren y triunfarán!

En resumen, Las aventuras de Tom Sawyer es un libro muy divertido e inocente que atrapa al lector y no lo suelta hasta el mismísimo final. Narrado de una manera bastante amena, con capítulos cortos y personajes inolvidables, es bastante obvio por qué este libro es un clásico hasta el día de hoy. Un aplauso para el escritor por una obra fenomenal y lo recomiendo muchísimo.

4 estrellas!  

¿Ya lo leyeron? ¿Qué les pareció? Cuéntenme los comentarios!


 

Dorothy Gale Reseñas Template by Ipietoon Cute Blog Design