Mostrando entradas con la etiqueta yo fui esclava. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta yo fui esclava. Mostrar todas las entradas

miércoles, 17 de agosto de 2016

YO FUI ESCLAVA – SHYIMA HALL

Holaaaa! Perdónenme por haber desaparecido todos estos días, estoy con resaca post viaje y ya tremendamente agobiada con los primeros días de cursada, además de desbordada de trabajo. No tuve ni tiempo de sentarme a escribir las entradas bitácora (supongo que aprovecharé los viajes en tren para escribirlas en mi celular y después pasarlas en limpio, pero ténganme paciencia!). 
Como yo casi ni he leído (no del todo cierto, no del todo mentira :P) no pude sentarme a escribir una reseña, pero Lu tuvo un poquito de tiempo libre y no sólo escribió esta reseña, sino que se devoró en poquísimo tiempo los primeros dos libros de Juego de Tronos. *EXIJO RESEÑA DE ELLOS, LU*
Así que sin más ni menos, aquí les traigo una nueva reseña de Lu:

Título: Yo fui esclava
Autor: Shyima Hall  
Año de publicación: 2015
Saga: No

 Sinopsis
Cuando somos pequeños, las emociones de nuestras experiencias son las que más nos impactan, y crecen con nosotros.
Un niño puede no recordar los detalles de una pesadilla, pero la sensación de terror que genera el sueño puede durar toda su vida. Así es como la autora recuerda el día en que fue vendida como esclava. El sentimiento de abandono es tan real hoy como cuando ocurrió, cuando ella tenía tan solo ocho años.
De un día para el otro, le robaron su niñez, su vida, su libertad y si dignidad. Y nunca dejó de preguntarse por qué. 
Esta es una historia real, narrada directamente por una víctima de la esclavitud en pleno siglo XXI. Un testimonio fuerte que nos obliga a no mirar hacia el costado, a estar atentos ya luchar para que esos sucesos, que parecen de novela, no sucedan en la vida, a nadie, nunca más.
  
Opinión personal
Antes que nada, debo decir que tengo sentimientos encontrados en relación a este libro.  Espero ser clara a través de la reseña.
En cuanto a la narración, no me gustó. En primer lugar he encontrado numerosos errores de traducción, aunque sé que no es culpa de la autora. Por otro lado, no usó diálogos. Esto fue muy molesto, al menos para mí, ya que parecían interminables los capítulos. Además, pude notar que se repetía la misma idea varias veces a lo largo de la historia.
En cuanto a la trama en sí, me gustó sólo al principio, tal vez la peor parte. Es a comienzos del libro donde la autora relata cómo es su vida en Egipto, la miseria en la que vivía y las relaciones con su familia biológica. Es, quizá, lo más “real”: nos da un pantallazo de lo que ocurre hoy en día en estos lugares, narrado con crudeza y sinceridad, como solo un protagonista podría contarlo. Esta imagen, a su vez, empeora dada la corta edad de la escritora en aquel momento. Es, simplemente, desgarrador.
Aunque desde un principio se sabe que  la protagonista es la misma autora, quisieron darle el formato de una novela, y es eso justamente lo que le falta, lo novelesco. A medida que la historia avanza, se hace cada vez más monótono y predecible, lo cual acabó por aburrirme y solo deseaba terminar la lectura.
Soy consciente de que la vida no es como una novela, pero no puedo evitar la sensación de que me faltó algo.
Quiero remarcar algunas cosas puntuales, que a mi parecer son claves:

1.       Me asusta la ignorancia humana. Por lo que leí en muchas publicaciones y cometarios… ¿Realmente a partir de la lectura de este libro se enteraron de que todavía hay esclavitud? ¿En qué mundo viven?

2.       Creo que le faltó una gran crítica efectiva y profunda: a la esclavitud en general, a los gobiernos, a la sociedad. Y es esto justamente lo que hizo que el libro resultase algo simple, con una historia aberrante, pero simple al fin. Y el hecho de que esté dirigido a lectores jóvenes no lo justifica. De hecho lo empeora: hubiese sido una gran oportunidad para crear consciencia REAL acerca de este tema.

3.       Tampoco me gustó que se haya convertido una historia de vida tan trágica, en un mero ejemplo del “sueño americano”.

4.       La constante crítica a la cultura musulmana. Personalmente, no coincido con muchos postulados de la cultura islámica, pero no por ello los juzgo. En el libro se ve una crítica contante, comprensible dado todo lo que sucedió, pero que no hace otra cosa que agrandar las diferencias y enemistades entre pueblos.

5.       Y para finalizar, y esto ya es personal con la autora, ¿Por qué tanta adoración por Estados Unidos? Estamos todos locos. Repito, entiendo lo trágico y traumático de su historia de vida, y sé que para mí es inimaginable pensar en los horrores que vivió siendo tan pequeña, pero es una locura (y esto es lo que lo hace completamente irreal) su ferviente deseo de convertirse en ciudadana estadounidense. ¿Soy la única que es consciente de los problemas que este país tiene con los inmigrantes? ¿El tan arraigado racismo en su sociedad? Esto ha sido, definitivamente, lo que más me ha molestado.

No obstante todo lo anteriormente expresado, creo que este relato sí tiene una razón de ser: si es un medio más, entre tantos otros, que sirva para generar conciencia, concebir críticas, informar, entonces… bienvenido sea.


Mi puntuación: 
5/10


Yo fui esclava nos cuenta una historia desgarradora, e impensable para la mayoría de nosotros, a través de la voz de una niña. Sin embargo, para mi gusto, le faltó algo, y es este “algo” que hace que no me convenza del todo. 
 

Dorothy Gale Reseñas Template by Ipietoon Cute Blog Design